hicpan

golden retriever en la piscina

Pocas cosas son más tristes que escuchar a tu mejor amigo lloriquear porque quiere meterse en la piscina con el resto de la familia, pero muchos dueños de perros pueden cuestionar si es seguro o no permitir que su mascota entre en la piscina.

Además del cloro, también puede haber otros peligros, y hay varias cosas a considerar antes de dar el visto bueno.

Echemos un vistazo en profundidad a la seguridad de las piscinas para perros para ver si es una buena idea nadar con su mascota. Veremos qué precauciones puede tomar para mejorar la seguridad y garantizar una excelente experiencia para todos.

Beneficios de la natación

Además de sentirse como parte de la familia, su mascota se beneficiará de varias maneras al nadar regularmente.

perro salta en la piscina
Foto de Murilo Viviani en Unsplash

¿El cloro dañará a mi perro?

El efecto del cloro en los perros es similar a su efecto en los humanos. El cloro puede quemarnos los ojos y la nariz si el balance químico tiene demasiado cloro, o si hay demasiado cloro combinado (también conocido como cloraminas) en el agua y necesita ser tratado. Las cloraminas son un subproducto del cloro, y puede saber si hay demasiado porque olerá a cloro: primero, el olor, luego el ardor en los ojos, luego la picazón en la piel.

Consejo 1

Su perro sufrirá los mismos efectos por el exceso de cloro. Sin embargo, las orejas de tu perro son muy finas y más sensibles a los niveles altos de cloro. Los perros también tienden a ingerir más agua que los humanos. Beber demasiada agua clorada podría provocar calambres estomacales o diarrea. Demasiado cloro en los oídos podría causar picazón y sequedad.

Si desea llevar a su mascota a la piscina, deberá mantener bajas las cloraminas y el nivel de cloro también.

Otros peligros para perros

Como mencionamos anteriormente, el cloro no es el único peligro que enfrenta su perro en la piscina. El mayor peligro para tu perro en la piscina son las pastillas de cloro flotantes. Si bien la pequeña cantidad de cloro en el agua no dañará a su perro, masticar una tableta de cloro sí lo hará. Deberá eliminar los flotadores de cloro y, si usa cloro granulado, deberá revisar la superficie de su piscina porque el cloro granulado flota durante bastante tiempo.

Si bien es bastante raro, a algunos perros se les atasca la pata en el skimmer. Si esto sucede, puede asustar al perro, y algunos perros también tienen dificultades con las paredes de las piscinas elevadas. Si su mascota no está segura del agua, deje que se tome un tiempo para acostumbrarse antes de jugar.

perro nadando en la piscina
Foto de Murilo Viviani en Unsplash

Consejo 2

Además, asegúrese de que su mascota sepa cómo salir de la piscina y que lo haya intentado varias veces antes de que usted juegue bruscamente en el agua. A los perros a menudo les resulta difícil usar la escalera las primeras veces, y es una de las principales causas de que se asusten.

Consejo 3

Peligros para el propietario

Con la seguridad de su mascota atendida, todavía hay algunas cosas a considerar antes de permitir que su mascota ingrese a la piscina. Lo principal de lo que preocuparse aquí son sus uñas afiladas, y un perro más grande puede perforar el forro. Los perros también pueden perforar sus flotadores y balsas mientras nadan alrededor de la piscina, e incluso pueden arañar a alguien accidentalmente.

Sin embargo, estos problemas son raros y solo debes preocuparte si tu mascota se ve asustada o dudando en meterse al agua. La mayoría de los perros disfrutan nadando y se sentirán como en casa en el agua.

Consejo 4

Desorden de perros

Te guste o no, a tu perro se le cae mucho pelo y lo hará en tu piscina. Cuanto más tiempo permanezca tu perro en el agua, más pelo dejará atrás. Tendrás que hacer un poco de desnatado manual adicional y también tendrás que revisar la cesta del desnatado regularmente para evitar que se bloquee con pelo. Sin embargo, no debería notar ningún aumento en la presión de la bomba, ni nada por el estilo. El pelo de perro no obstruirá su filtro.

Consejo 5


Conclusión

No hay absolutamente nada de malo en llevar a tu mascota a la piscina contigo, y mientras mantengas los químicos bien balanceados, no hay peligro para la salud de tu perro debido al cloro. Recomendamos lavar a su perro con una manguera una vez que haya salido de la piscina para eliminar el exceso de cloro u otros productos químicos de su pelaje. Siempre tenga especial cuidado de secar las orejas de inmediato y esté atento a cualquier señal de que las orejas de su perro puedan estar sufriendo los efectos del cloro. Una picazón en el oído es un regalo muerto.

Use golosinas y otros métodos de entrenamiento para mostrarles cómo salir de la piscina antes que nada. El peligro más importante vendrá si tu mascota se asusta con un camión que pasa o algo así, y no puede salir de la piscina lo suficientemente rápido. El entrenamiento adecuado puede prevenir eso.

Mantenga la piscina cercada y nunca permita que su mascota nade sin supervisión. Esté atento a las señales de que su mascota se puede estar cansando mientras nada. No los dejes nadar más de 30 minutos seguidos y mantén mucha agua fresca cerca, para que no beban el agua de la piscina.

Si leer esto ha ayudado a su mascota a meterse en la piscina con la familia, comparta esta breve guía sobre seguridad para nadar con perros en Facebook y Twitter.

Echa un vistazo a algunas de nuestras publicaciones más populares:


Crédito de la imagen destacada: Chendongshan, Shutterstock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *