A pesar de los mitos y la desinformación, el aceite sintético es perfectamente seguro para su uso en cualquier automóvil, ya sea un clásico de 40 años o un deportivo nuevo. De hecho, algunos aceites sintéticos ofrecen una serie de beneficios sobre el aceite convencional que lo convierten en una mejor opción para su vehículo. Principalmente, el aceite sintético funciona mejor a temperaturas extremas y conservará sus propiedades lubricantes por mucho más tiempo que los aceites tradicionales.

¿Qué es el aceite sintético?

El aceite sintético es un aceite fabricado artificialmente. Aunque algunos usan petróleo modificado, otros están hechos completamente de otras materias primas. Los fabricantes no transmiten los componentes que utilizan o el proceso de síntesis que utilizan, pero la mayoría parte de un producto de petróleo crudo.

verter aceite en el motor del automóvil durante el cambio de aceite
Haber de imagen: r.classen, Shutterstock

Los beneficios del aceite sintético sobre el aceite convencional

Los aceites sintéticos tienen una serie de beneficios potenciales que ofrecen, que incluyen:

  • Niveles de tolerancia al calor : algunos automóviles modernos, especialmente aquellos con motores más pequeños, tienden a acelerar más y producen más calor. Esto puede provocar un mayor desgaste del motor. Los aceites sintéticos fluyen más rápida y uniformemente y ofrecen una mayor protección contra estos altos niveles de calor.
  • Flujo mejorado a bajas temperaturas : por el contrario, los aceites sintéticos no son tan viscosos a bajas temperaturas. Si vive en un ambiente muy frío, puede tomar tiempo antes de que el motor se caliente lo suficiente como para que el aceite mineral fluya sin problemas. El aceite sintético fluye más fácilmente a bajas temperaturas, por lo que es ideal en condiciones de frío. Sin embargo, no es solo la temperatura externa lo que importa. Cuando enciende su automóvil por primera vez, el motor está frío y pueden pasar algunas millas antes de que se caliente a una temperatura adecuada que fomente el flujo de aceite mineral. Por lo tanto, si usa regularmente su automóvil para viajes más cortos y rara vez lo lleva a viajes largos, el aceite sintético hará un mejor trabajo para mantener el motor lubricado.
  • Menos cambios de aceite : el aceite mineral se descompone a medida que se calienta y se enfría, y cuando se empuja alrededor del motor del automóvil. Si bien el aceite sintético también se descompone, tarda mucho más en descomponerse por completo. Como tal, el aceite de su automóvil durará más y, por lo tanto, es posible que necesite cambios de aceite menos frecuentes. Sin embargo, aún debe seguir las pautas del fabricante de su automóvil con respecto a las frecuencias de cambio de aceite.
  • Desgaste reducido del motor : el aceite que fluye más fácilmente y dura más tiempo sin descomponerse mantiene mejor lubricados el motor y los componentes del automóvil. Las piezas no se trituran porque el aceite lubricante actúa para reducir la fricción y la tensión. En última instancia, esto reduce el desgaste de los motores de los automóviles y ayuda a garantizar que duren más.
  • Mejor para el medio ambiente : el aceite sintético no es necesariamente mejor para el medio ambiente debido al uso de materiales más ecológicos. Sin embargo, requiere cambios de aceite menos frecuentes, lo que significa un menor uso de combustibles fósiles.

¿Con qué frecuencia debe cambiar el aceite sintético?

Los fabricantes de automóviles brindan consejos sobre la frecuencia con la que los propietarios deben realizar cambios de aceite . La mayoría recomienda cambiar el aceite cada 5000 a 7500 millas. Sin embargo, los expertos afirman que el aceite sintético no necesita cambiarse con tanta frecuencia, y la mayoría afirma que 10,000 millas está bien para el aceite sintético en algunos autos, y que algunos vehículos que funcionan con aceite completamente sintético pueden recorrer 15,000 millas antes de tener que cambiarse.

divisor 5Conclusión

El aceite es un aditivo esencial para el motor de su automóvil. Lubrica las partes móviles del motor y otros componentes, evitando así que se desgasten, se dañen y necesiten reparación.

Si bien persisten los rumores de que los automóviles más antiguos, en particular, necesitan aceite mineral para funcionar al máximo, los aceites sintéticos no solo son adecuados para su uso en todos los automóviles de todas las edades y tipos, sino que ofrecen una serie de beneficios sobre sus alternativas a base de aceite mineral. Los beneficios incluyen una necesidad menos frecuente de cambiar el aceite, un mejor rendimiento del motor y una mayor longevidad del motor. Debido a los cambios de aceite menos frecuentes, el aceite sintético también se considera una mejor opción para el medio ambiente.


Crédito de la imagen destacada: Africa Studio, Shutterstock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *